Páginas vistas en total

jueves, 1 de diciembre de 2011

´Las mujeres con discapacidad no suelen darse de baja´

Fuente: laopiniondemalaga.es


El sector femenino con discapacidad sufre un 80% de desempleo



MARINA FERNÁNDEZ. La asociación Luna celebró ayer unas jornadas sobre empleo, discapacidad y género, para atender así las demandas del sector, con unas altas cifras de paro.

En las colas del paro hay, como en la vida, todo tipo de personas. Pero a la hora de contratar a desempleados, los empresarios suelen decantarse más por unos que por otros. A la discriminación sexual se suma también la de las personas con discapacidad. Por este motivo, desde la Asociación de Promoción de la Mujer con Discapacidad Luna han organizado unas jornadas en torno al empleo. Quieren que su voz llegue a todas las empresas y que comprendan que estas trabajadoras son más que válidas.


¿Por qué un encuentro sobre discapacidad relativo a empleo y género?
Este encuentro surge porque cada año hacemos peticiones a nuestras socias sobre los asuntos que más les interesa tratar. Siempre hacemos reuniones sobre temáticas concretas, pero a raíz de unos cuestionarios descubrimos que las que tienen que ver con empleo son las más elevadas, las que más interesan. Estamos en crisis, pero ahora las tasas de paro en el colectivo de discapacitados se han disparado. El objetivo real es concienciar y sensibilizar a la población. Los discapacitados tenemos limitaciones pero somos muy capaces.


¿Cuál es el principal problema para encontrar trabajo de una mujer con discapacidad?
La limitación directa de las empresas en general con el sector. Y además, los mismos problemas que el resto de mujeres –conciliación, maternidad...– pero con el agravante de la discapacidad. Le llamamos la doble discapacidad. Pero cuando aparece la discapacidad hay aún más dificultades, todo influye.


¿Cooperan las administraciones públicas?

La verdad es que al final el colectivo recurre a los centros especiales de empleo, aunque es verdad que en Málaga hay facilidades gracias al Área de Accesibilidad. Hay empuje, otras ciudades no tienen, pero seguimos siendo invisibles. Somos los más luchadores, aunque trabajamos en las bases al final no estamos en directivas. Cada día se reconoce más, pero necesitamos trabajar para tener una vida normal.


¿Existen medidas concretas para vuestro colectivo?
Las hay pero a todo el colectivo de discapacitados, no en concreto a mujeres. En cuestión de empleo, las mujeres discapacitadas tenemos un 80% de paro frente al 60% de los hombres. Tenemos los mismos problemas para acceder a un empleo que el resto de féminas, pero triplicamos los casos de paro con respecto a ellas.

¿Qué habría que hacer, desde su punto de vista?
Lo más importante es la concienciación social y del empresariado. Las mujeres discapacitadas buscamos empleo, pero si hay un hombre, van a cogerlo antes a él. De hecho, hay casos de mujeres con discapacidad no visible que no han contado su problema por temor a que no las lleguen a contratar. Lo ocultan por miedo.

¿Hay mucha hipocresía en torno a este asunto?

Sí, hay hipocresía por parte de muchas empresas que no contratan porque creen que se darán de baja y faltarán a su puesto de trabajo. Se sorprenderían si supieran que la mayoría de discapacitadas no se dan de baja y no faltan a sus responsabilidades. Solemos seguir adelante, somos una luchadoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario